a
  >  Blog   >  Magia en general   >  ¿Por qué llamarlo juego de magia en lugar de truco de magia?

¿Por qué llamarlo juego de magia en lugar de truco de magia?

¡Wandies de iMagicBox! Que levante la mano quien a estas alturas aún siga hablando de truco de magia en lugar de juego de magia o efecto. ¡Uff! Vemos aún unas cuantas manos levantadas. En realidad podéis llamarlos como queráis. Pero si queréis llegar a ser auténticos magos, desde iMagicBox te recomendamos que te refieras a juego de magia o a crear efectos, pero no a truco de magia.

¿Por qué? Es muy sencillo. Como bien dice el diccionario, un truco es “un ardid o trampa que se utiliza para el logro de un fin”. También dice que un truco “es un ardid para producir determinados efectos en el ilusionismo, fotografía o cinematografía”.

Todos sabemos que en magia siempre existe una distracción, un pequeño “engaño”. Sin embargo hacer magia, ser mago, ser un ilusionista es mucho más que eso. No sólo implica un “truco”, sino toda una serie de habilidades por parte de quien lo hace. Hacer magia es hacer todo un juego mágico en el que tus palabras, tu actitud, tu postura, tu comportamiento… todo, va encaminado a sorprender a tu público.

Hacer un juego de magia implica sorpresa, ilusión, habilidad, ingenio, práctica… es mucho más que un simple truco.

Por eso, en iMagicBox preferimos llamar a todo esto “juego de magia” o incluso “efecto”. “Truco” es una palabra que sí que describe una parte de todo este espectáculo de ilusionismo. Pero no nos sirve, al menos a los magos de iMagicBox, para describir toooodo lo que, para nosotros implica hacer magia. Es una palabra que se queda demasiado corta, pequeña. Que no es capaz de abarcar todo lo que para nosotros es la MAGIA.

Y tú, ¿aún vas a seguir llamándolo truco de magia?