a
  >  Blog   >  Curiosidades   >  Magos que han hecho historia: Alexander Herrmann
Alexander Herrmann, maestro de los juegos de magia

Magos que han hecho historia: Alexander Herrmann

El sobrenombre de “Herrmann el Grande” fue el que recibió el maestro de los juegos de magia Alexander Herrmann (1844-1896). ¿Lo conoces? Aquí te contamos su historia.

Empecemos por sus orígenes. Su padre, Samuel Herrmann, era médico pero también ejercía como mago. Sus espectáculos de magia hacían las delicias de grandes personajes como el sultán de Turquía y el propio Napoleón.

Lo sucedió su hijo mayor, Compars, hermano de Alexander Herrmann, para quien fue su inspiración y modelo a seguir. Con tan sólo 8 años, Alexander ya mostraba su interés por los juegos de magia y su hermano le enseñó este maravilloso arte. Primero participaba como asistente de su hermano mayor, para después convertirse en su compañero.

Su habilidad con la manipulación y los juegos de magia con cartas le hizo destacar en sus inicios. Era famoso por incluir en los espectáculos que hacía con su hermano los lanzamientos de cartas. Hasta tal punto que su hermano lo llegó a presentar como su sucesor.

Alexander Herrmann comenzó su carrera independiente en 1862. En sus espectáculos se distinguía por mezclar magia y humor. Su intención era que sus juegos de magia fueran algo alegre. También le gustaba hacer trucos espontáneos a la gente por la calle.

Cuando ya era un mago consagrado conoció a Adelaide Scarcez, quien se acabaría convirtiendo en Adelaide Herrmann, La Reina de la Magia. Se casaron en Estados Unidos en 1875.

Desde ese momento, el matrimonio se convirtió en el mago y la ayudante más reputados de Estados Unidos. Durante las décadas de 1870 y 1880 hicieron grandes giras con impresionantes espectáculos de magia.

El único rival que tuvo Alexander Herrmann fue Harry Kellar, con quien protagonizó famosos rifirrafes. Sin embargo, Herrmann murió en 1896, con 52 años. Entonces Kellar asumió el papel de mago más famoso en Estados Unidos.

Pero no sólo tuvo enemigos. Otros grandes magos también lo admiraban desde sus inicios. Es el caso de Howard Thurston, que dejó la medicina para dedicarse a la magia. El motivo: el impacto que causó en él uno de los espectáculos de Herrmann.

Su viuda, Adelaide Herrmann, continuó realizando los juegos de magia de su famoso marido. Primero aliada con el sobrino de Alexander, Leon Herrmann, y después en solitario, alcanzado la fama individualmente.

Post a Comment